Jueves, Abril 27, 2017
   
Texto

Galende

Ver mapa de Municipios :: Sanabria y Carballeda


Probablemente Galende sea uno de los municipios más visitados de Sanabria. No en vano acoge en su seno un montón de atractivos: el Parque Natural del Lago de Sanabria y Alrededores, el centro de interpretación Casa del Parque, el propio Lago de Sanabria, la Laguna de Peces o el monasterio de San Martín de Castañeda.

También podéis probar el sabor de la arquitectura popular en Pedrazales o en Vigo de Sanabria y disfrutar del turismo en todas sus vertientes escogiendo entre la variedad de alojamientos que aquí se encuentran: campings, albergues de montaña, establecimientos hoteleros, apartamentos o turismo rural. La restauración tampoco se queda atrás, desde el típico chiringuito de playa a restaurantes de elaborada carta. Y también podéis realizar todo tipo de actividades al aire libre, desde piragüismo a paseos en caballo.

Pero vayamos por partes y conozcamos los pueblos que componen el municipio, comenzando por su puerta de entrada y paso obligado para acceder al Parque: El Puente, o El Mercado del Puente, como llaman algunos, ya que ése fue el origen del pueblo. ¿Todos los caminos conducen al Puente o acaso el Mercado está en el cruce de todos los caminos? Es difícil saberlo. Lo cierto es que todos los lunes el mercado semanal sigue siendo un hervidero de paisanos y visitantes, sobre todo en los meses de verano. Además, esta población se ha consolidado como uno de los centros de servicios de la comarca.

El crecimiento de El Puente lo ha llevado a unirse prácticamente con Ilanes, en la orilla del Truchas. Cuenta con un albergue juvenil situado en un bello paraje de robles y castaños y se está consolidando como lugar de residencia vacacional. Un corto paseo entre la arboleda os acercará a Rabanillo, que conserva estimables muestras de arquitectura popular. En sus inmediaciones, en Monte Gándara, se sitúa la nueva Casa del Parque Natural, llamada a convertirse en el espacio de referencia para la interpretación y comprensión de la naturaleza de la comarca.

De camino hacia el Lago os toparéis con Cubelo, cuya ermita os saludará desde la orilla de la carretera. Más allá Galende, la capital del municipio, guarda rincones que nos muestran el ayer del pueblo y bellos caminos tradicionales, tanto junto a los ríos Tera y Trefacio como por los robledales que llevan a Ilanes, Quintana, Rabanillo...

Pedrazales es un hermoso pueblo de intrincadas callejuelas y frondosos árboles, muy vinculado en la antigüedad al Monasterio de San Martín de Castañeda. Su nombre hace referencia a las grandes rocas que, en sus alrededores, dejó al retirarse la lengua del glaciar responsable del modelado y del paisaje del Parque Natural del Lago de Sanabria. Siguiendo el cauce del Forcadura hacia la montaña llegamos a Vigo (de Sanabria, por supuesto): allí encontraréis algunas estampas dignas de un belén, con sus casitas de piedra arremolinadas para protegerse de las nieves invernales. Quizás el hecho de haberse incorporado más tarde al desarrollo le ha permitido mantener mejor el sabor tradicional de la antigua Sanabria.

El pueblo de San Martín de Castañeda constituye un mirador natural sobre el lago. Situado sobre una pequeña meseta, el monasterio del mismo nombre se asoma orgulloso dominando el territorio, no en vano, durante siglos fue titular de propiedades y derechos en toda la comarca. En los últimos años ha albergado el Centro de Interpretación del Parque, mostrando su génesis y su hábitat. También ofreciendo una pequeña muestra etnográfica del ayer de Sanabria. El San Martín de hoy poco tiene que ver con el triste retrato realizado por Unamuno o aquel que visitó Alejandro Casona con sus Misiones Pedagógicas, tampoco con el “preventorio para tuberculosos”, hoy reconvertido en Albergue de Juventud sino que se trata de uno de los lugares de obligada visita ya que aúna historia, naturaleza e instalaciones hosteleras.

Siguiendo montaña arriba llegamos a la Laguna de los Peces, el lugar de mayor altura del Parque Natural al que podemos acceder por carretera y que, por lo tanto, es uno de los más visitados, tanto por su impresionante paisaje nevado en invierno como por ser punto de partida de numerosos senderos de montaña.

Uno de ellos, la Senda de los Monjes, nos conduce hasta Ribadelago, tristemente famoso por la rotura de la presa de Vega de Tera que costó la vida de la mayor parte de su población allá por 1959. El pueblo se ha esforzado por honrar la memoria de las víctimas y también por demostrar que es posible sobrevivir a cualquier situación, por dura que sea. Su emplazamiento, en la misma embocadura del Cañón del Tera, es espectacular y en sus inmediaciones se sitúa uno de los bosques autóctonos mejor conservados de la comarca: la Beseda, en el camino que parte hacia Sotillo.Nuestra tierra :: Municipios Nuestra tierra :: Municipios Nuestra tierra :: Municipios Nuestra tierra :: Municipios Nuestra tierra :: Municipios Nuestra tierra :: Municipios Nuestra tierra :: Municipios Nuestra tierra :: Municipios

Para dar cobijo a los supervivientes de la tragedia se erigió Ribadelago Nuevo, antes llamado de Franco. Su arquitectura se aleja de la tradicional de la zona y emparenta directamente con las casas del Plan Badajoz, lo que es posible que llame vuestra atención. Es el pueblo más cercano a las populares playas del Lago (Viquiella, Custa Llago) y está dotado de servicios de hostelería como bares y restaurantes, complemento perfecto a vuestras jornadas de baño.

Y presidiéndolo todo el Lago de Sanabria: impresionante en su serenidad, muda de aspecto con el devenir de las estaciones y hechiza a todo aquel que se acerca a sus orillas. En uno de los recodos que forma el Lago se esconde la antigua casa de baños de Bouzas. Además de un paisaje idílico, en sus alrededores pueden aún verse las reliquias de lo que fueron bañeras para “tomar las aguas”, aguas sulfurosas con saludables propiedades que vuelven a manar de la montaña en Cobreros y en el balneario de Calabor, ya cerca de Portugal. El municipio de Galende se vuelca, en fin, en el turismo, el comercio y los servicios; pero también, como corazón del Parque Natural, en mantener el ambiente y la tradición de este rincón de Sanabria y Carballeda. La visita es obligada.

Logos

Logo XHTML Logo css logo w3c